¿QUÉ PODEMOS
APORTAR?
INFÓRMATE:
+34 665 320 157
info@renovacreaintegra.com

Tendencias en Packaging: La emoción

jun 3,2015

Lo que nos conecta con el cliente es la emoción que transmitimos

Las marcas se converten en «amigas» de los consumidores, los entenden, y se hacen dignas de su confianza además de satisfacer sus expectativas. Prefiero decir «expectativas» antes que «necesidades», un concepto demasiado pretencioso. Para lograr este objetivo, es necesario que todas las expresiones de marca estén orientadas en una misma dirección: El corazón.

Entre todos los envases que existen en el mercado, en la vasta variedad de formatos y materiales que contienen los productos que consumimos diariamente, hay un factor común a todos: Ocupan espacio. ¿Qué quiere decir esto? Son formas que tienen masa, peso y volumen. Existen. Tienen una entidad que percibimos con los sentidos. Tienen tres dimensiones porque tienen alto, ancho y profundidad. Pero además de esas tres dimensiones, tienen una cuarta dimensión que es invisible. La cuarta dimensión es: la emoción. Lo que nos conecta con la marca o el producto y nos permite valorarla por lo que es y creemos de ella. Esta es la parte mágica, pero se necesita combinar ciencia y algo de magia para crear un diseño de packaging exitoso.

Cuando hablamos de emoción, no es ese sentimiento de cuando una película te lleva hasta las lágrimas, sino un sentimiento que va sigilosamente por debajo de la razón y de nuestro conocimiento cultural. El vehículo que motiva la decisión de compra. Es el vínculo que se crea entre la marca y el consumidor. Es lo que hace que alguien se sienta atraído y desee el producto porque cree en la promesa de esa marca y en su beneficio.

El packaging no comunica un mensaje, sino que es un mensaje en sí mismo; y puede ser interpretado por sus receptores de maneras muy dispares. Debemos ser muy directos y concisos en la creación de este mensaje para que sea comprendido de la manera en que pretendemos por la mayor cantidad de receptores posible.

Por ejemplo, si quisiéramos que unas galletitas remitan a la infancia, podríamos conectar con la memoria emotiva remitiendo a la hora de la merienda de cuando uno era niño y llegaba ese glorioso momento; podríamos utilizar elementos que evoquen a esas viejas latas de galletas o rasgos particulares de los diseños de la época. En este caso la ciencia sería la lata, pero la magia sería eso que nos trae ese cálido recuerdo que nos vincula a la marca mediante la emoción.

Lamentablemente, o afortunadamente, no existen fórmulas mágicas para lograr un gran packaging, sino una combinación de mucho trabajo, conocimiento, inspiración, reflexión e intuición por parte del equipo que lleva adelante el proyecto. La necesidad de crear un contenedor para comercializar un producto es inevitable, pero crear una conexión emocional con los consumidores es otra cosa muy diferente. Ese es el verdadero desafío del diseño de packaging.

Fuente: http://foroalfa.org/articulos/packaging-4d-la-cuarta-dimension


i2 RenovaCreaIntegra – Formación Continua a Empresas

Si quieres ser un maestro en tendencias. Contactanos!

Cursos de Escaparatismo – Cursos de Visual Merchandising – Trade Marketing – Iluminación – Paquetería – Rotulación – Maniquies