¿QUÉ PODEMOS
APORTAR?
INFÓRMATE:
+34 665 320 157
info@renovacreaintegra.com

Entrevista: Leo Cayuela – Músico

ene 26,2015

Blues For A Bird from Blues In The Box on Vimeo.

Leo Cayuela nace en Barcelona, y vive en Venezuela durante 25 años, después decide volver a Barcelona en busca de su camino artístico-musical.

Durante los años que reside en Barcelona explora los distintos géneros de la música negra Funk, Soul Rap, Jazz… Descubre el blues primitivo de los años 30 tras escuchar a Skip James, emprendiendo un camino que le lleva a descubrir a howling Wolf, Robert Johson, Muddy Waters y otros grandes bluesmen de los 30 además de Blind Willie Mc Tell.

En ésta búsqueda del sonido añejo característico de la época, Leo, construye su propio cigar box guitar, o mejor dicho, una guitarra hecha a partir de una caja de habanos. Como muchos bluesmen a lo largo del Misissippi contribuye a dar forma al valiosísimo género del delta-blues.

Con este intrumento, maravilloso, consigue dar forma a su proyecto Blues in the box. Proyecto que ha presentado en Madrid, Barcelona, La habana, Caracas, y Chile.

https://soundcloud.com/blues-in-the-box

¿Leo, Háblanos de cómo son los inicios de tu proyecto? ¿Como empiezas? ¿Cómo, desde una caja de habanos, comienzas a crear todas tus canciones?

Había terminado un proyecto de música acústica llamado los sextantes. Era un duo de guitarra y voz, yo, y una cellista. Tras un año y poco tocando juntos se acabo y no tenía ganas de emprender otro proyecto que implicará comprometerse, es decir: ensayar, componer juntos, pensar el video, las fotos, buscar bolos, etc. Quería divertirme con la música y nada más. Comencé a ir a las jams de blues y vi que se la pasaban muy bien. Comencé a tomar clases de guitarra blues con un bluesman de barcelona con el objetivo de subir a tocar en las jams, nada más. Al mismo tiempo descubrí el blues rural, el blues de los años 20. Ya tenia alguna idea pero comencé a profundizar. Me di cuenta que era la etapa del blues que más me gustaba por la variedad de autores y las distintas formas de tocar que cada uno tenía. En eso un día mirando anuncios de guitarras descubrí las cigar box guitars, y me sorprendí mucho con ese instrumento. Quise comprar una pero iba mal de pasta, mientras juntaba el dinero, di con tutoriales de como construirlas, la suerte de vivir en la era internet jeje. En esa época era parte una asociación cultural, El Colmado, y estábamos restaurando un mueble de madera que tenía el local. Con lo que sabía de trabajar la madera y las herramientas, me construí la guitarra. Luego fue como un vicio, ya voy por la quinta. Siempre he sido muy libre en la música, muy de mezclar estilos y nada de ser ortodoxo. Pero en este caso todo lo que hago está dentro de la tradición del viejo blues, hago covers de esos autores que me gustan y las canciones que escribo están dentro de ese genero.

¿Cuál es tu inspiración a la hora de escribir?

El blues toca los temas más básicos de las personas. El amor, la soledad, el trabajo, la vida, la familia, las injusticias sociales. En origen el blues es un lamento, el lamento de los esclavos llevados a la fuerza a norteamerica. Pero no se quedo en eso, luego fue celebración, pasión, sexo, etc. Así que lo que me inspira envuelve todos esos temas. Ya te digo intentando que estén dentro de esa etapa primitiva que más me interesa, hay toda una estética en ello, como tocar, como cantar, el vestuario, todo.

¿Cómo compaginas tu trabajo con tu vida artística?

Me gano la vida en el metro de barcelona, hago el turno de cierre, entro a 19:15 y salgo a la 1 am. Por lo que tengo todo el día para trabajar en la música y otras actividades asociadas. Los bolos los coloco en mis día de fiesta y me sigo dejando caer cuando puedo en las jams.

¿Siempre has tenido claro que querías dedicarte a la música o ha sido un plan b que ha salido bien?

A los 18 años decidí ser músico. Fue muy natural para mi. No tenía vocación de estudios, no fui a la universidad. Tenía trabajos que me permitían ir tirando y formar parte de bandas. Luego vi que así siempre sería un poco esclavo, que sólo haría trabajos cutres. Estudié publicidad, escribir siempre se me ha dado bien y soy muy creativo. Trabajé seis años como redactor en caracas, lo dejé en el año 2000 para venir a españa a apostar por la música.

¿Qué compromiso social tienes a través de tu música?

Pues el blues es un buen altavoz de causas sociales. Estaba currando una noche en el metro, en la estación paseo de gracia. Eran horas muertas y quería escribir una canción que hablará de esos primeros bluesmans africanos. Me frustré un montón porque vi que no tenía ninguna relación con ellos, no soy negro, no he estado en el sur de norteamerica, no conozco el mississippi. Entonces de pronto comenzaron a colarse un montón de manteros, africanos que malviven del contrabando. Bajaban al metro huyendo de la policía. Escribí una canción de eso llamada ¿ donde están los africanos ? Puede escucharse en el soundcloud de blues in the box.

Respecto a la música en la actualidad, han cambiado mucho las reglas del juego con el mundo digital. ¿Consideraras esto un cambio al que hay que adaptarse o hay cosas que deberían cambiar?

Claro hay que adaptarse siempre. El momento es hoy. Las redes sociales ayudan. Lo más importante es lo democrático del asunto, nunca la música iba tan de por libre. Hay mucho que criticar, pero también de como se hicieron las cosas hasta ahora en la industria musical. Se forraban unos ejecutivos y la mayoría de músicos malviviendo, ahora todo es más variable, la creatividad es clave, todo va muy de prisa y eso la verdad es malo para cualquier forma de arte, todo lleva su tiempo, sobre todo si haces discos. Un disco es un concepto, un viaje. Y allí hay que salirse de la vorágine actual y cerrarse a trabajar, cuando lo tienes vuelves al entorno digital y lo mueves. Lo que pienso es que hay que usar y quedarse con lo que sirve, pero hay que evitar dependencias.

¿Qué echas de menos en el panorama musical actual?

No estoy muy actualizado. No escucho nada de lo que se hace actualmente, muy poco. Ahora estoy escuchando mucha psicodélica, los sesenta. También el jazz de los años 30, autores como fat wallers. Así que no echo en falta nada. Tal vez la potencia de los artistas que se salen del lote, que ofrecen una visión única y personal, siento ahora todo muy tendencioso, muy homogéneo, muchos grupos me suenan igual. La música de los anuncios todas iguales, las bandas sonoras todas iguales

 ¿Qué proyectos tienes de cara al futuro?

Me atrae la idea de tocar en grupo otra vez. Posiblemente haga la blues in the box band. Me atrae mucho la idea de montar un grupo de psicodélica, un proyecto para recuperar la libertad y creatividad, mezclar el blues con psicodélica, eso se hizo mucho en los sesenta, pero también experimentar con otros formatos como la música electrónica, en todo caso con ese espíritu del festival de woodstock, el primero.

Por último, nos gustaría que respondieras rápidamente a lo siguiente:

Un libro: Los viejos marineros de Jorge Amado

Una película: Rumble Fish ( la ley de la calle ) de F.F.Copola

Una canción: Children of Zion de reverend Gary Davis

Un artista: Howling Wolf

Un museo o centro artístico: Fundación foto colectania

Una ciudad: Berlin


i2 RenovaCreaIntegra – Formación Continua a Empresas

Cursos de Escaparatismo – Cursos de Visual Merchandising – Trade Marketing – Iluminación – PaqueterÌa – RotulaciÛn – Maniquies